CULTURA

Tenet (2020): Nolan firma una gran apuesta para la vuelta a los cines

El realizador británico Christopher Nolan ha vuelto a la cartelera, tras la difícil situación con la pandemia mundial y que ha atacado duramente a la industria cultural. Los nuevos mutantes, de Josh Boone y ésta Tenet han sido las encargadas de abrir los cines españoles al público.

Hablar de Tenet es hablar de Nolan, un director que se reinventa con cada película que hace, que demuestra constantemente que le importan bien poco las críticas y que sigue haciendo cine para entretener (y para explotar la cabeza a más de un espectador), porque en Tenet todo nos suena a cosas que ya hemos visto en sus anteriores títulos como Origen o, si vamos algo atrás, Memento, que ya jugaba con el concepto del tiempo, con mejor suerte que ésta.

1598605773_797904_1598605934_noticia_normal_recorte1

Nolan nunca ha ocultado su pasión por el cine de espionaje y la saga James Bond y logra en Tenet transmitir ese cariño creando a un particular espía, con un muy correcto John David Washington, el antagonista ruso Andrei Sator interpretado con mucha fuerza por Kenneth Brannagh y un compañero que sabe más de lo que parece, Neil (Robert Pattinson), y otros grandes actores como Aaron Taylor-Johnson, Michael Caine o una genial Elisabeth Debicki.

En esta ocasión, el realizador británico ha vuelto a contar con el asesoramiento del físico teórico Kip Thorne, con quien ya colaboró en Interstellar, porque, como en aquella, la cosa va de física. Queda al final una película de acción con sus explosiones (muchas), sus peleas (que las hay) y sus persecuciones (que nunca sobran) pero con ese añadido de elegancia que da Nolan a sus películas, como un producto que hay que verse más de una vez para entenderse, en gran parte.

Indudablemente es la peor de Nolan, pero con todo, es un director por encima de la media y que merece que se vea todo lo que saca. No falta una gran partitura musical de parte de Ludwig Göransson (aquí siendo buen discípulo de Zimmer), una fotografía espectacular de manos de Hoyte Van Hoytema, un magistral sonido (seguramente el mejor sonido de cualquiera de sus películas, si ya en Dunkerque nos impresionó, aquí es aún mejor, y que la hace imprescindible para verla en la pantalla grande), ni unas interpretaciones de altura para lograr un film que consigue entretener y hacer pensar. 

Valoración: 8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: